Tomar batidos de proteínas, ¿sí o no? Esa es la pregunta que muchos nos hacemos cuando entrenamos, vamos al gimnasio o simplemente queremos ver mejores resultados en nuestro organismo. La leyenda popular y los expertos se enfrentan para dar a conocer los pros y contras que tienen estos suplementos que, a priori, no parecen necesarios en nuestro organismo con una buena alimentación.

Con la llegada del verano son muchas personas las que se han preparado para obtener resultados espectaculares para lucir su cuerpo durante la temporada estival. Pero para ello nos preguntamos:  ¿es necesaria la ingesta de batidos de proteínas?

La leyenda popular incide en que con una buena alimentación, acompañada del entrenamiento diario, sería más que suficiente para obtener las metas propuestas y con ello tonificar y aumentar masa muscular es posible. Sin embargo, y a pesar de lo importante que es mantener una buena alimentación, a veces no es lo único que nos hace falta para lucir el torso deseado o simplemente evitar dañar nuestros músculos en los entrenamientos.

Aunque el consumo de proteínas diario está recomendado en 0,8 gramos por cada kilo que pesa el sujeto, si eres un deportista o entrenas en el gimnasio puedes elevar la dosis proteica hasta los 2 gramos para mejorar tus cualidades y conseguir tus metas propuestas.

Los músculos, como cualquier material elástico, son propensos a romperse durante los esfuerzos o en los entrenamientos. Entre los daños más comunes que se pueden producir en los músculos está la contusión muscular, que no afecta a las fibras musculares pero sí al tejido conjuntivo que rodea al músculo; el calambre muscular, producido por alteraciones metabólicas o de sales minerales o porque el músculo experimenta una contracción súbita al no estar preparado para el entrenamiento; la distensión muscular, cuando el músculo se estira por encima de sus límites pudiendo acabar en contractura; la rotura de fibras, cuando el estiramiento del músculo es muy intenso, dando lugar a una contracción muscular brusca contra resistencia y produciéndose la rotura de fibrillas musculares; o los desgarros musculares, producido por la rotura de varias fibras musculares o por la rotura parcial del músculo, siendo el mecanismo de lesión muy similar al de la rotura de fibras.

Por ello, y para evitar estos sustos durante nuestros entrenamientos en el gimnasio, hay que seguir una serie de indicaciones para cuidarlos ya que son piezas fundamentales en nuestro organismo para proteger los huesos.

Entre estos cuidados a tener en cuenta está la ingesta de batidos de proteínas que, frente a la leyenda popular de que solo tienen contraindicaciones, poseen muchas ventajas para cuidarlos. No son la clave fundamental para poder incrementar masa muscular o rendir obligatoriamente en el gimnasio pero sí que este tipo de suplementos pueden ayudar sobre todo a dietas bajas en proteínas como la que llevan los veganos a que ingieran la cantidad diaria de proteína recomendada. Si, además, lo que buscas es aumentar claramente el volumen de tus músculos, entonces puedes combinar estos batidos con una buena alimentación y entrenamiento para obtener las metas deseadas.