A diferencia de lo que muchos padres pueden pensar la piel del bebe debe ser hidratada siempre y todos los días, ya que posee gran tendencia a transpirar.

Sin duda, la piel de los bebés es una zona muy delicada. Especialistas afirman que al ser muy sensible y de pocas barreras, se debe tener sumo cuidado en su protección para que no la dañen agentes externos y ambientales.

Si bien, la piel del lactante es muy pura, también requerirá que le ayudemos a su humectación. “La piel del bebé debe hidratarse periódicamente, incluso varias veces al día, ya que su textura es delicada y con tendencia a transpirar, por lo que es necesario protegerla” explica Texia Cáceres dermatóloga de Clínica Avansalud.

Asimismo, aconseja aplicar en bebés cremas humectantes e hidratantes desde su nacimiento, y no restringir su uso, como muchos padres pueden pensar.

No obstante, es preciso tener siempre presente que las cremas y productos a utilizar deben ser especialmente diseñados para la piel de los niños, esto es, que no sean agresivos ni irritantes. “Hay que leer las etiquetas. No se puede usar cualquier producto con los pequeños, ya que eso puede causar daños en la epidermis”, sostiene la especialista.

Los productos que sin duda no pueden faltar para llevar a cabo esta tarea, son la línea de cremas BabyLee, las cuales han sido especialmente formuladas para cuidar e hidratar la piel de los más pequeños del hogar.

BabyLee Loción Humectante en Crema es un producto hipoalergénico, con dermoprotectores y sin colorantes. Su fórmula no grasosa y de rápida absorción dejará la piel de tus hijos suave e hidratada.

Otro artículo que ayudará a limpiar y a mantener hidratada la piel de tu bebé es BabyLee Emulsionado Neutro, loción hipoalergénica, con dermoprotectores, sin colorantes y de PH neutro. Previene irritaciones y resequedad, producidas por el contacto directo con el pañal y otros agentes.

Consejos para cuidar la humectación de la piel del bebé

La Dra. Texia Cáceres dermatóloga de Clínica Avansalud entrega algunas recomendaciones para la asistencia diaria de la piel del bebé y así procurar una buena humectación desde los primeros meses de vida:

  • Evitar el contacto directo con la piel del bebé de elementos irritantes como colonias, perfumes y jabones muy fuertes. Estos pueden irritar o causar sequedad.
  • Es preferible que el baño de los bebés sean diarios, pero cortos. Limpiar, enjuagar y no extender el tiempo del niño en el agua. Mayor tiempo puede dañar la piel delicada de los niños.
  • El agua debe ser tibia o templada, nunca caliente, ya que puede causar dolor y daños en la piel.
  • Usar un jabón líquido con Ph neutro. La exposición a productos irritantes puede dañar la piel delicada de los niños.
  • No es recomendable abrigar en exceso a los niños, ya que eso puede causar transpiración constante. Es recomendable usar telas de algodón y nunca exponerlos a productos tóxicos.